Inicio Noticias CFE alertó de agua bajo panteón; vecino de Santa Lucía

CFE alertó de agua bajo panteón; vecino de Santa Lucía

263
0

En 1992, la dependencia informó sobre la existencia de un manto freático en el subsuelo del panteón radiactivo de Temascalapa, en el Estado de México.

En el municipio de Temascalapa, en el Estado de México, y a 14 kilómetros de Santa Lucía, existe un panteón radiactivo.

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) alertó desde 1992 sobre la existencia de un manto freático en el subsuelo del panteón radiactivo de Temascalapa, Estado de México.

En un informe que el Instituto Nacional de Investigaciones Nucleares (ININ) entregó a la Comisión de Ecología y Medio Ambiente de la LVII Legislación de la Cámara de Diputados, solicitud hecha el 17 de septiembre de 1998, en octubre siguiente, el ININ menciona el estudio de la CFE.

“La perforación de tres pozos en el predio (de 16.4 hectáreas) permitió analizar la estratigrafía (parte de la geología que estudia la disposición y las características de las rocas sedimentarias y los estratos), litología (parte de la geología que estudia las rocas) y petrografía (parte de la geología que estudia, describe y clasifica las rocas) del lugar hasta 330 metros de profundidad, encontrándose que alrededor de los 150 metros de profundidad existe basalto con cavidades y fracturas abiertas. De la misma forma se encontró la presencia de agua subterránea a una profundidad de 300 metros, emplazada en rocas basálticas. El nivel estático del manto freático se encontró a 260 metros”, dice el documento del ININ.

Ayer, Excélsior publicó información sobre que el Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA) para la construcción del aeropuerto de Santa Lucía, elaborado por la Secretaría de la Defensa Nacional y el Instituto de Ingeniería de la UNAM, no mencionaba la existencia y operación del Centro de Almacenamiento de Desechos Radiactivos (Cader) en la región de influencia del acuífero Cuautitlán-Pachuca, conocido en la región como panteón radiactivo y que es el mismo manto al que se refiere el estudio de la CFE.

En el MIA se menciona que el funcionamiento hidrogeológico del acuífero Cuautitlán-Pachuca se encuentra en la porción noreste del valle, y el nivel estático se encuentra a una profundidad de 50 y 100 metros, en la parte central la profundidad varía entre los 100 y 120 metros y en el extremo sur la profundidad del nivel estático varía entre 65 y 120 metros.

El informe del ININ presentado a los diputados de la LVII legislatura, textualmente señala:

“En 1992, a petición del ININ, la Comisión Federal de Electricidad concluyó un estudio de caracterización de sitio, con la finalidad de determinar la factibilidad de depositar los desechos radiactivos de bajo nivel en forma definitiva.

“El almacenamiento definitivo de desechos radiactivos de bajo nivel cerca de la superficie debe cumplir con los requerimientos establecidos en las normas técnicas correspondientes, que incluyen, entre otros aspectos, criterios como la estabilidad del sitio a largo plazo (por lo menos 500 años) o características como que no deben existir fallas, pliegues, actividad sísmica o volcánica que afecten la capacidad del sitio”.

El documento de 43 cuartillas, del cual Excélsior tiene copia, señala que el informe del estudio de la CFE fue presentado a la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias (CNSNS) para su análisis.

“La CNSNS dictaminó que el Cader únicamente podría utilizarse para el almacenamiento temporal de desechos radiactivos debido a que los estudios de caracterización mostraron que el sitio no es idóneo para ser utilizado para el almacenamiento definitivo, así como que el desarrollo urbano alcanzaría el sitio en el futuro y al incremento del uso agrícola de la tierra en los alrededores”, dice el informe del ININ.

El documento del ININ explicaba a los diputados de la LVII Legislatura que recomendaron el 30 de abril de 1999 que “se prevea el cambio de este centro de almacenamiento a un lugar adecuado y definitivo para máxima tranquilidad de los habitantes, ya que éste es provisional, debiéndose realizar los estudios correspondientes para localizar el sitio idóneo, con la participación de autoridades municipales, estatales y federales, así como tramitar y obtener las autorizaciones de la MIA y el Estudio de Riesgo respectivo, ante las autoridades de Semarnat y las correspondientes ante la Secretaría de Energía”.

Hace 20 años, los legisladores de la comisión de medio ambiente también mencionaron que así como se causó un daño a la imagen de las poblaciones cercanas al panteón radiactivo y a la salud mental de sus habitantes, recomendaban que “se construya una imagen positiva, creando confianza fundada en que no corren peligro en su salud, debido a la correcta operación del Cader”.

Invitaron los legisladores al ININ para que gestionara “ayuda de tipo económica a la población, como compensación por los daños morales, patrimoniales y sicológicos que surgieron a raíz de la instalación del centro de desechos radiactivos y el confinamiento de la varilla contaminada, sin informar a la población”.

Además que los gobiernos Federal y estatal realizaran obras de pavimentación, alcantarillado, introducción de agua, alumbrado público, para darle mejor aspecto al lugar para que los residentes y visitantes noten un cambio hacia el progreso y el orden en dicho lugar, que contribuya a borrar la imagen negativa actual.

Finalmente, los legisladores recomendaron “solicitar un estudio por expertos de la UNAM que exonere de la contaminación síquica y física a que se tiene sometida a la población, que indique que las actividades del Cader no emiten contaminaciones radiactivas al aire, agua y suelo de la región, el cual deberá darse a conocer a la opinión pública”.

De acuerdo a las declaraciones de Juan Antonio Medina Austria, de la Asamblea Nacional de Afectados Ambientales, nunca se ha realizado el estudio recomendado por los diputados hace 20 años.

Fuente:
https://www.excelsior.com.mx

Author: Unce

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.